Planear es adivinar

Acerca de la planeación en tu estrategía de negocios.

A menos que seas un adivino, el planeamiento en los negocios a largo plazo es una fantasía. Sencillamente hay demasiados factores que están fuera de tus manos: las condiciones de los mercados, las competencia, los clientes, la economía, etc.

Escribir un plan te hace sentirte en control de cosas que realmente no puedes controlar. ¿Por qué no le llamamos entonces a los planes como lo que realmente son? Conjeturas.

Empieza a referirte a tu planeación estratégica como conjetura estratégica, tu planeación financiera como conjetura financiera. Ahora puedes dejar de preocuparte tanto por los planes. Tanto estrés no vale la pena.

Cuando conviertes tus conjeturas en planes, entras a una zona peligrosa. Los planes hacen que el pasado impulse al futuro. De cierta manera, te ponen una venda en los ojos. “Tenemos que hacer lo que dijimos que haríamos, porque, bueno, eso es lo que planeamos hace 3 meses”

Y ese es el principal problema: Los planes son inconsistentes con la improvisación. Y tienes que ser capaz de improvisar. Tienes que ser capaz de tomar oportunidades que surjan de repente. Algunas veces debes poder decir: “Vamos a tomar una nueva dirección porque eso es lo que tiene sentido hoy”

El timing para los planes de negocios a largo plazo también está jodido. Tienes más información cuando estás haciendo algo, NO antes de que lo hagas y aún así, ¿cuándo haces la planeación? Usualmente, antes de siquiera empezar; el peor momento para hacer una decisión grande.

Ahora, no estoy diciendo que no deberías preocuparte sobre el futuro o contemplar como puedes prepararte para futuros obstáculos. Eso sería un ejercicio que valga la pena. Solamente sugiero que no te sientas tan presionado por tenerlo todo escrito u obsesionarte por la planeación.

Si escribes un gran plan, lo más probable es que nunca lo vuelvas a revisar de todos modos. Los planes de más de unas cuantas páginas solo terminarán como fósiles en tu cajón.

Deja las conjeturas, decide que vas a hacer esta semana, no este año. Descubre que es lo más importante por hacer y hazlo ya. Toma las decisiones justo antes de que hagas algo, no con tanto tiempo de anticipación.

You May Also Like