Casa TO por Ludwig Godefroy Architects

Casa TO está ubicada en La Punta Zicatela, un lugar en la costa del Pacífico de dorados atardeceres, donde el mar, la arena y los acantilados forman un panorama único. Un discreto oasis de arquitectura insólita para sumergirse en un estado de absoluta reflexión.

El proyecto se perfila bajo la impronta de sencillez y elegancia conceptual, donde tradición y vanguardia se amalgaman en una estructura inédita abrazada por la tranquilidad de la naturaleza. Su nombre, Casa TO, surge de la idea de la contemplación serena en un espacio definido, como la reinterpretación de un templo oaxaqueño, que genera una experiencia sensorial radical con solo entrar en él.

La estructura evoca el patrón de celosía de dos obras hidráulicas históricas de belleza atemporal, la Cisterna Basílica —Yerebatan Sarayi— en Estambul, que data del siglo VI, y el Embalse de Hornsey Wood en el Parque Finsbury de Londres, construido en el siglo XIX.

La privacidad frente a lo expuesto es evidente. A través de las vistas interiores, se crea un remanso bordeado por el cielo, la contundencia de los muros, y por la vegetación con sarmientos y plataneras y maracuyás. En su superficie de 600 metros cuadrados, Godefroy entrelaza estética y funcionalidad, enfatizando la honestidad de las texturas de las materias primas, como el hormigón, el acero, la arcilla y la madera.

El entorno natural de Casa TO definió su diseño interior, que se inspiró en el tono natural de una palmera azul de Madagascar, Bismarckia nobilis, ubicada en los terrenos originales. La paleta de colores está compuesta por los típicos tonos del hormigón y el acero inoxidable, que se complementan con los tonos turquesa, presentes en los herrajes, las lámparas de Natural Urbano Studio y algunos detalles decorativos; además de acentos amarillos, azules y verdes, que contrastan en la cristalería y elementos textiles elaborados por Vivenda, el Taller Experimental Textil de Alfredo Orozco y las alfombras de TallerOcho.

Para transmitir sencillez y delicadeza, los muebles fueron elaborados por expertos ebanistas de Puebla, Guadalajara y Oaxaca, que junto a las piezas de bambú diseñadas por Tiago Solís Van Beuren, enfatizan las texturas y otorgan carácter a los ambientes. Estas piezas únicas, que muestran la riqueza artesanal y la creatividad de los talentos locales, pueden ser adquiridas por los huéspedes bajo un esquema de comercio justo, lo que permite integrar un objeto excepcional en su vida cotidiana.

Total
0
Shares
Prev
Villa Tulum por NOIZ architekti

Villa Tulum por NOIZ architekti

El proyecto de una villa en México se sitúa en la densa selva cerca de la ciudad

You May Also Like
Total
0
Share